Durante más de 10 años y debido a un accidente con unos muebles, tenía dolores frecuentes en el lado izquierdo inferior de la espalda y no podía estar de pie cómodamente durante mucho tiempo y también tenía mucho dolor al levantarme por las mañanas. Este dolor solía disminuir cuando estaba “levantado y corriendo” y podía aumentar cuando estaba durmiendo o sentado en una posición incómoda. Gracias a su máquina, puedo afirmar que tanto el dolor como las molestias que solía experimentar, han disminuido mucho, y ahora apenas tengo problemas cuando me despierto por la mañana. No puedo decir que el problema haya desaparecido totalmente, pero estoy seguro que en otros seis meses o en un año, tendré una gran mejora. Le deseo todo lo mejor con el lanzamiento de esta máquina porque es muy útil para mí, y considero que supone una excelente innovación en las terapias para la espalda.

ES